Estadísticas vitales
 
volver  |   imprimir  |   contacto   |   acerca de   |   ayuda   
Publicaciones > Estadísticas vitales > Definiciones, conceptos y fórmulas

Estadísticas vitales

 

Definiciones, conceptos y fórmulas

 

Nacido vivo

Es la expulsión o extracción completa del cuerpo de la madre prescindiendo de la duración del embarazo, de un producto de la concepción que, después de tal separación, respire o manifieste cualquier otro signo de vida, tal como el latido del corazón, pulsaciones del cordón umbilical, o movimiento efectivo de músculos voluntarios, haya o no haya sido cortado el cordón umbilical y esté o no unida la placenta, cada producto de tal alumbramiento se considera nacido vivo.

 

Defunción

Es la desaparición permanente de todo signo de vida, cualquiera que sea el tiempo transcurrido desde el nacimiento con vida (cesación post-natal de las funciones vitales sin posibilidad de resucitar). Por tanto, esta definición excluye las defunciones fetales.

 

Defunción fetal

Es la muerte ocurrida con anterioridad a la expulsión completa o extracción del cuerpo de la madre de un producto de la concepción, cualquiera que haya sido la duración del embarazo; la defunción se señala por el hecho de que, después de tal separación, el feto no respira ni muestra cualquier otro signo de vida, tal como el latido del corazón, la pulsación del condón umbilical o el movimiento efectivo de músculos voluntarios.

 

Defunción materna

Es la defunción de una mujer mientras está embarazada o dentro de los 42 días siguientes a la terminación del embarazo, independientemente de la duración y el sitio del embarazo, debido a cualquier causa relacionada con o agravada por el embarazo mismo o su atención pero no por causas accidentales o incidentales.

 

Lugar de residencia habitual (por departamento)

Es la localización geográfica o dirección donde reside habitualmente la persona de que se trate. Este no necesita ser el mismo lugar en que aquella persona se encontraba en el momento en que ocurrió el hecho o su residencia legal. A los efectos de tabulación, el lugar de residencia debe determinarse de la siguiente manera:

  • para nacidos vivos: Lugar de residencia de la madre en el momento del alumbramiento del nacido vivo
  • para defunciones fetales: Lugar de residencia de la madre en el momento de la expulsión del feto muerto
  • para defunciones de menores de un año: Lugar de residencia de la madre en el momento de la muerte del niño ( o la del niño si la madre ha muerto)
  • para defunciones en general: Lugar de residencia del fallecido al morir

 

Fórmulas

 

Las estadísticas vitales proporcionan información referente a la dinámica de la población, la cual junto con la proveniente de los censos, es ampliamente utilizada para el cálculo de indicadores de gran importancia para el sector Salud.

 

Natalidad

La TASA BRUTA DE NATALIDAD relaciona todos los nacimientos acaecidos en una población dada con la población total. Es un índice de la velocidad relativa con que aumenta la población mediante los nacimientos. Influyen sobre la natalidad factores tales como la composición por edad (cuando más joven es la población mayor es la tasa de natalidad), el nivel socioeconómico (a menor nivel mayor tasa de natalidad), y la fecundidad propiamente dicha, con los que se puede evaluar en forma indirecta el mayor riesgo de una población. En general, las altas tasas de natalidad se acompañan de otros factores de riesgo.

La tasa bruta de natalidad sola no debe usarse para comparar el nivel de fecundidad de dos poblaciones, por cuanto no toma en cuenta las diferencias en la estructura de las mismas, especialmente con respecto a la composición por edad de la población femenina.

 

Tasa bruta de natalidad

Tasa bruta anual de natalidad Nº de nacidos vivos acaecidos en la población de una zona geográfica dada durante un año dado x 1000
Población total de la zona geográfica dada en mitad del mismo año.

 

Mortalidad

La TASA BRUTA DE MORTALIDAD relaciona todas las muertes acaecidas en una población dada con la población total, midiendo así la disminución de la misma a causa de las muertes. Si bien es muy utilizada, ya que generalmente se dispone de los datos para su cálculo, deben adoptarse ciertos recaudos.

Algunos autores han prevenido contra el uso de la tasa bruta de mortalidad en comparaciones entre zonas. Esta advertencia se basa en el hecho de que la mortalidad varía con la edad, entre otras cosas, y la tasa bruta puede ser engañosa cuando las poblaciones que se comparan no tienen una composición similar la edad y el sexo.

Las poblaciones compuestas por una elevada proporción de personas de edad avanzada, en las que la mortalidad es más alta, mostrarán naturalmente tasas brutas de mortalidad más elevadas que las de las poblaciones "más jóvenes".

 

Tasa bruta de mortalidad

Tasa bruta anual de mortalidad Nº de defunciones acaecidas en la población de una zona geográfica dada durante un año dado x 1000
Población total de la zona geográfica dada, a mitad del mismo año

 

Mortalidad materna

La mortalidad materna constituye un importante problema de investigación, tanto en lo referente a las causas como a los distintos factores que influyen en la misma: la asistencia sanitaria de la madre, el saneamiento, la nutrición y las condiciones socioeconómicas generales.

Las defunciones maternas pueden subdividirse en dos grupos:

  1. Defunciones obstétricas directas: son las que resultan de complicaciones obstétricas del estado de gestación (embarazo, trabajo de parto y puerperio), de intervenciones, de omisiones, de tratamiento incorrecto, o de una cadena de acontecimientos originada en cualquiera de las circunstancias mencionadas;
  2. Defunciones obstétricas indirectas: son las que resultan de una enfermedad existente desde antes del embarazo o de una enfermedad que evoluciona durante el mismo, no debidas a causas obstétricas directas pero si agravadas por los efectos fisiológicos del embarazo.

 

La TASA DE MORTALIDAD MATERNA refleja el riesgo que corren las mujeres durante la gestación y el parto. Se utiliza como denominador el número de nacidos vivos como una aproximación al número de mujeres expuestas a morir por causas relacionadas con el embarazo, el parto y el puerperio.

Es probable que la baja frecuencia de defunciones por esta causa se deba, entre otros factores, a una incorrecta certificación de la misma o bien al deficiente llenado del certificado de defunción por desconocimiento de la causa básica.

 

Tasa de mortalidad materna

Tasa anual de mortalidad materna Nº de defunciones por causas maternas acaecidas en la población femenina de un área geográfica dada durante un año dado x 10.000
Nº de nacidos vivos registrados en la población del área geográfica dada durante el mismo año

 

Mortalidad infantil

La mortalidad infantil comprende la mortalidad de menores de un año.

Antes de iniciar su análisis, es necesario tener presente la influencia de la calidad de los datos en el valor de estos indicadores, particularmente en la mortalidad neonatal. Esto obedece a que, además del posible subregistro, podrían sumarse inconvenientes por la aplicación incorrecta de las definiciones de nacido vivo y de defunción fetal.

En el estudio de la mortalidad infantil debe tener en cuenta un conjunto de factores que influyen y determinan el nivel de la misma: biológicos, demográficos, socioeconómicos, culturales, ambientales, de atención de la salud y geográficos.

La influencia de estos factores difiere según la edad de los menores de un año. En la mortalidad neonatal prevalecen aquellos referentes tanto de las condiciones congénitas como de la atención de la salud (salud de la madre, control del embarazo, atención del parto y del niño durante los primeros días de vida). En la mortalidad postneonatal tienen mayor impacto las condiciones ambientales y socioeconómicas sobre la salud del niño.

 

La TASA DE MORTALIDAD INFANTIL relaciona las defunciones de menores de un año acaecidas durante un año y el número de nacidos vivos registrados en el transcurso del mismo año.

Es considerada como uno de los indicadores más importantes para la planificación en salud y, debido a su especial utilidad, es necesario calcular e interpretar correctamente sus valores.

 

Probablemente, los errores más graves son los que provienen de una incorrecta aplicación de la definición del hecho y de la inscripción del mismo. Existe una tendencia a inscribir como defunciones fetales a los niños que, aún habiendo nacido vivos, mueren inmediatamente. O sea, que podría haber una sub-inscripción de nacidos vivos y también de las defunciones infantiles, situación que influye en el cálculo de las tasas de mortalidad infantil. Otro factor a considerar es que no se registre el nacimiento o la defunción.

 

Tasa de mortalidad infantil

Tasa anual de mortalidad infantil Nº de muertes de menores de un año de edad acaecidas en la población de un área geográfica dada durante un año dado x 1000
Nº de nacidos vivos registrados en la población el área geográfica dada durante el mismo año.

 

Mortalidad neonatal

Es una tasa cuyo numerador es el número de niños fallecidos en los primeros 27 días de vida extrauterina y el denominador el número de nacidos vivos, en el mismo período de tiempo y expresada por cada 1000 nacimientos.

La mayoría de las causas de muerte son de origen perinatal (embarazo, parto, período neonatal) y ello es más frecuente cuanto más precoz sea el fallecimiento como sucede en la Mortalidad Neonatal Precoz ( MNP : entre 0 y 6 días de vida ) que en la Mortalidad Neonatal Tardía (MNT : entre 7 y 27 días de vida ).

La mortalidad neonatal forma parte de la mortalidad infantil, y ella es proporcionalmente mayor (mortalidad dura) cuanto más baja sea la mortalidad infantil, como se ve en países desarrollados o en poblaciones con buenas condiciones socioeconómicas y culturales.

 

Tasa de mortalidad neonatal

Tasa anual de mortalidad neonatal Nº de muertes de niños de menos de 28 días de edad acaecidas en la población de un área geográfica dada durante el año dado x 1000
Nº de nacidos vivos registrados en la población de área geográfica dada durante el mismo año

 

Mortalidad postneonatal

Es una tasa cuyo numerador es el número de niños fallecidos entre los 28 días y los 365 días de vida extrauterina y el denominador el número de nacidos vivos, en el mismo período de tiempo, y expresada por cada 1000 nacimientos.

La mayoría de las causas de muerte se deben a problemas provenientes del medio ambiente y ello es más frecuente cuanto más se aleje del momento del nacimiento (infecciones, diarreas, deshidratación, trastornos respiratorios agudos, etc.).

La mortalidad Post-neonatal forma parte de la mortalidad infantil y ella es proporcionalmente mayor (mortalidad blanda) cuanto más altas sean las tasas de mortalidad infantil, como se observa en países en vías de desarrollo o en poblaciones con malas condiciones socioeconómicas y culturales.

Se debe recordar que muchos neonatos de alto riesgo (pretérmino bajo peso, etc.) aún sobreviviendo al período neonatal, quedan con déficits para afrontar las condiciones desfavorables del medio ambiente y fallecen durante el período Post-neonatal. A su vez. es poco frecuente que los nacidos de bajo riesgo ( término, peso adecuado, sin malformaciones ) fallezcan en el período neonatal, pero no así en el periodo Post-neonatal si las condiciones del medio son desfavorables.

De ahí la importancia de conocer el momento de la muerte que junto a otras variables, facilita el diagnóstico de situación de una determinada provincia, región o país.

 

Tasa de mortalidad postneonatal

(tasa de mortalidad infantil tardía)

Tasa anual de mortalidad postneonatal Nº de muertes de niños de 28 días a menos de un año de edad acaecidos en la población de un área geográfica dada durante un año dado x 1000
Nº de nacidos vivos registrados en la población del área geográfica dada durante el mismo año.

 

Mortalidad fetal

Las definiciones de muerte fetal han sufrido varios cambios desde que en 1950 la Organización Mundial de la Salud la definiera como "..la muerte antes de la expulsión completa de su madre de un producto de la gestación, independientemente de la duración del embarazo;... el feto no respira o muestra algún otro signo de vida..." El Comité de Expertos recomendó que la muerte fetal sea clasificada como precoz ( menor de 20 semanas completas de gestación desde la fecha de la última menstruación -FUM-), intermedia ( 20 a menos de 28 semanas), tardía (28 semanas completas o más ), o no clasificables.

En 1975 se revisa nuevamente la definición y se adopta la vigente, acordándose asimismo aceptar como sinónimo la palabra "mortinato" adoptada por Naciones Unidas en 1958.

En la Décima Revisión de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas relacionados con la Salud (Volumen 1), se expresa que la Conferencia para la Décima Revisión "estuvo de acuerdo en que era aconsejable conservar las definiciones de nacido vivo y muerte fetal tal como aparecen en la Novena Revisión".

Dado que en la mayoría de los países los nacimientos más pequeños no se registran, se recomienda que para el cálculo de la tasa de mortalidad perinatal estándar y comparaciones internacionales, sólo se incluyan los nacimientos de recién nacidos muertos con pesos de 1000 gramos o más. El grupo de niños nacidos muertos con pesos mayores de 500 gramos a menos de 1000 gramos, deberían también informarse en forma separada y se llaman muertes antenatales precoces.

La mortalidad fetal exige además otros refinamientos. Debe distinguirse entre mortalidad en el embarazo (o anteparto) y la mortalidad intraparto; ya que tienen diferentes causas y por lo tanto distintas formas de prevención. En las regiones menos desarrolladas, las muertes intraparto tienen una gran representación, mientras que la inversa se observa en las zonas más desarrolladas. A medida que mejoran las condiciones, disminuye rápidamente la mortalidad intraparto pero persiste la mortalidad anteparto.

La mortalidad fetal está altamente concentrada en el extremo inferior de la distribución de peso. Si bien la mayoría de estos casos (vivos y muertos) son partos pretérmino, el peso al nacer es el camino final crucial en la cadena causal fatal (Susser M., Marolla F.M.,and Fleiss J,: Birthweight, fetal age and perinatal mortality. Am.J. Epidemiol. 96:197 - 204, 1972 ). A medida que el peso se aleja de un nivel óptimo de sobrevida., el riesgo de muerte aumenta en forma exponencial (Karn and Penrose 1951; Shah and Abbey 1971; Susser et al, 1972; Wilcox and Russell 1983 b,c). En general, el pronóstico de sobrevida como feto o neonato (perinatal) es peor cuanto más lento sea el crecimiento. Cuanto menor sea el peso logrado a una edad gestacional dada mayor es la probabilidad de morir.

Desde el punto de vista obstétrico, las acciones para prevenir la mortalidad están dirigidas sólo a los factores de riesgo postconcepcionales, ya que el obstetra actúa desde el momento en el que la mujer entra al sistema de cuidados prenatales. Desde la perspectiva de la salud pública y de la investigación epidemiológica, las acciones están dirigidas además a los factores de riesgo preconcepcionales.

Las muertes fetales son producidas por varios factores cuyos pesos relativos aún se ignoran. Sin duda éstos serán diferentes entre países desarrollados y los menos desarrollados. Estas diferencias deben medirse con el riesgo atribuible, ya que el riesgo relativo no permite evidenciarlas.

 

Razón de mortalidad fetal

Razón de mortalidad fetal Números de muertes fetales x 1000
Números de nacidos vivos

 

Mortalidad perinatal

La razón de mortalidad perinatal es el número de muertos con peso de por lo menos 500 g ( o, cuando el peso al nacer no puede obtenerse, con 22 semanas de gestación o una talla de 25 cm, o más de la coronilla al talón) más el número de muertes neonatales precoces, por 1000 nacidos vivos.

En las sociedades con menor desarrollo socioeconómico, en los productos de término, el control prenatal tiene mayor impacto que la educación materna, la asistencia hospitalaria de los partos mejora significativamente la mortalidad neonatal, pero este efecto desaparece debajo de los 1500 gramos. Además, en las sociedades menos desarrolladas, son más frecuentes las muertes intraparto, probablemente porque el bajo peso haga que estos fetos sean más vulnerables. El efecto del peso sobre la mortalidad se prolonga más allá de la etapa fetal y alcanza la etapa neonatal, período en el que continúa la vulnerabilidad y se producen muertes por infecciones varias.

 

Razón de mortalidad perinatal

Razón de mortalidad perinatal Número de muertes fetales y muertes neonatales precoces x 1000
Número de nacidos vivos

 




Fuente: Dirección de Estadística e Información de Salud. Ministerio de Salud y Acción Social de la Nación. Publicación Nacional Serie 5 - Nº 40 Estadísticas Vitales -1996.

 

Programa de Estadísticas de Salud.

Departamento de Bioestadística.

 

Mendoza, Abril de 2000.

©2001-2014  Dirección de Informática
Subsecretaría de Planificación y Control
Gobierno de Mendoza